Columnas

EXIGE REGIDORA DE CHETUMAL A OTONIEL SEGOVIA MARTINEZ, CORREGIR ERRORES COMETIDO EN LA ELABORACION DE PLACAS HISTORICAS

Por Ángel Ramírez Hernández.

LO BUENO:

La iniciativa del Ayuntamiento de Othón P. Blanco por restituir 12 placas metálicas, de igual número de esculturas de personajes históricos, ubicados sobre la avenida Héroes de ésta capital, instaladas durante la remodelación realizada por la administración del gobernador Roberto Borge Angulo; y que habían sido robadas desde el año pasado.

La Fiscalía General del Estado (FGE) habría abierto para ello, tres carpetas de investigación por  hechos que dañan el patrimonio cultural de Chetumal, la capital de Quintana Roo, ante la denuncia interpuesta  por la Dirección de Bienes Patrimonio del Ayuntamiento de Othón P. Blanco.

Desde el año pasado los monumentos de: Andrés Quintana Roo, Miguel Hidalgo, José María Morelos, Benito Juárez, Francisco I. Madero, Cuauhtémoc, Othón P. Blanco, Manuel Antonio Ay, Cecilio Chi y Jacinto Pat., no contaban con sus placas de hierro fundido, actas de nacimiento que identifican el patrimonio cultural, cuyo costo superó los tres millones de pesos.

LO MALO: 

Que ni eso pudo hacer el alcalde Otoniel Segovia Martínez, sin lastimar nuestro legado cultural, al violentar los textos de las placas metálicas, la historia fecunda de Quintana Roo y nuestra nación, además del daño al patrimonio público provocado por los errores ortográficos, de redacción, estilo y contenido histórico.

El alcalde de nombre, no pudo asegurar que Jaime Alejandro Valle Villaseñor, Director de Patrimonio Municipal, al que le encargaron la realización de las placas, hiciera eficientemente su trabajo. Cabe mencionar que este sujeto no pudo al inicio de esta administración, con la Dirección de Servicios Públicos Municipales, le quedó grande la yegua en ese entonces, repitió la dosis.

LO FEO:

Que fuera la propia Regidora del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, Mary Hadad, quién pidiera al alcalde, retirar de manera inmediata las “placas del escándalo” y corregir el daño cultural y al patrimonio público; pues seguramente la cotización de las placas saldrán más caras que construir el Pontón de Othón P. Blanco.

La Regidora pidió además, investigar y sancionar a los responsables de estas acciones, y por supuesto, resarcir el daño provocado por los errores cometidos. La solicitud de la regidora quedó por escrito, con su consabido sello.

Expuso además, que se apliquen sanciones a los responsables que hayan tenido bajo su encomienda la tarea importante de validar el diseño, elaboración y colocación de estas placas.

Ella si intervino legal e institucionalmente, no como el regidor independiente Julio “Taquito” que solo se dedica hacer críticas por Facebook del mal actuar del ayuntamiento del cual forma parte, cuando en la realidad, hace alianzas con el alcalde incomodo de los chetumaleños.

Artículos Relacionados

ENTRE COLUMNISTAS: Escribiendo entrelíneas…

adminzone

ENTRE COLUMNISTAS: Escribiendo entrelíneas…

adminzone

ENTRE COLUMNISTAS: Escribiendo entre líneas…

Eddy Bonilla

Deja un comentario