Columnas

ENTRE COLUMNISTAS: ESCRIBIENDO ENTRELÍNEAS…

Ombudsperson, a juicio

Anwar Moguel

La estela de ilegalidades, abusos e influyentismo que ha dejado la gestión del Ombudsperson, Marco Antonio Toh Euán, en la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos del Estado (Cdheqroo) debería llegar pronto a su fin si, como se espera, desde el Congreso del Estado lo someten a un impostergable juicio político por sus malas acciones, ya que en manos de la Comisión de Justicia hay, hasta el momento, dos peticiones de juicio en contra de este agresor laboral disfrazado de defensor de derechos humanos, más los que se acumulen.

La solicitud más reciente fue interpuesta la semana pasada por el ex trabajador chetumaleño Juan Alejandro Solís, quien fue acosado por meses por el propio Marco Toh y su camarilla de “feministas” hasta que lo obligaron a renunciar, tras no prestarse a los caprichos y propuestas del Ombudsperson, que el trabajador señala como incómodas.

No es el único caso. De hecho, cada día salen más testimonios a la luz de empleados que narran el terrorismo laboral y el clima nocivo que se vive al interior de la Cdheqroo. Una de ellas fue otra chetumaleña, Olga González Morga, quien tras alzar la voz fue despedida con un agresivo oficio el viernes pasado, donde irónicamente, el mismo encargado de defender los derechos humanos de los quintanarroenses le deja claro, por escrito, que ella no goza de ningún derecho laboral nada más por sus pistolas.

En manos de los diputados está ponerle un hasta aquí a los excesos de este mal funcionario, quien además quedó evidenciado en sus mentiras y manipulaciones durante la comparecencia que tuvo ante los legisladores en diciembre pasado. ¿Qué esperan?

Separan del cargo e investigan al director del Centro de Bienestar Animal de Cancún

Ángel Ramírez Hernández

Vaya que se le complicó el encargo a la alcaldesa suplente de Cancún, Clara Díaz Aguilar, en medio de la campaña política que emprendió quien la puso en la silla principal del ayuntamiento de Benito Juárez, en busca de su reelección, Mara Lezama. La semana que concluye fue más que difícil para la suplente, entre acusaciones y renuncias que impactaron necesariamente en contra de su ayuntamiento y seguramente en algo, las aspiraciones de su jefa.

Comenzó con las acusaciones de un grupo de empleados del ayuntamiento, al acusar que mandos superiores prácticamente los obligaron a operar políticamente en favor de la alcaldesa con licencia, no sin antes pedirles su voto llegado el momento. ¿No saben? Que el voto corporativo, obligado, dejó de ser útil y que un empleado tiene en lo mediático, el instrumento para quejarse, defenderse y evidenciarlos. Mire que pedirles sus teléfonos para entrar a la reunión convocada por altos mandos en el propio ayuntamiento, con el objeto de no grabar lo ahí solicitado, resultó un fiasco. Las fotos de muchos recibiéndolos al final, saturaron las redes. Después, se les atragantó separar del cargo al director del Centro del Bienestar Animal de Cancún, Gabriel López Ceballos. Apenas la semana pasada en este espacio les señalaba las presuntas atrocidades y maltrato animal que ahí se daban. Era de suponerse, no pudieron sostener al funcionario que puso la misma Mara Lezama. Fue implacable la presión y exigencia de la sociedad protectora de animales que desembocó en marchas y plantones, acusándolo de maltrato animal.

Fotografías y videos evidenciaron el mal manejo de Gabriel Ceballos al frente del Centro de Bienestar Animal, dónde Mara Hermelinda Lezama gastó millones de pesos para una supuesta protección de mascotas que, al final, significó maltrato y muerte. Según miembros de la sociedad protectora de animales, en ese centro “defensor de mascotas” lo que en realidad sucedía era sacrificio ilegal, maltrato.

Vendrá la corrección, aunque el golpe mediático contra las alcaldesas fue brutal, revelador, pues en ese centro “protector”, simulador hasta su descubrimiento, Mara Lezama gastó millones de pesos que por cierto, dicen, no fueron debidamente transparentados.

Campañas sin creatividad ni innovación

Jonathann Estrada

Una de dos: o los candidatos eligieron a sus cuates por ser simplemente de confianza, o se sujetaron a la estrategia que comúnmente los partidos políticos desde el centro del país deciden. El formato de las campañas políticas carece de ideas innovadoras. Es más de lo mismo. Su impacto es endeble y el resultado va a ser el mismo. No hay nada nuevo. La gente ve pasar a un tipo o tipa con cubrebocas y la comunicación es peor que antes. Sin embargo el candidato o candidata está confiado que sus caminatas tiene buenos resultados. Quizás piensa que mediáticamente al menos le ayudan. Porque hasta ahora sus recorridos no tienen mucho impacto.

Estamos en el siglo XXI y por lo que se aprecia, ningún candidato ha sabido usar las nuevas tecnologías para ascender en las preferencias electorales. Todos piensan que con Bots dándole likes o compartiendo las publicaciones de redes sociales, con eso, ya lograron posicionarse. Dan risa. Hay estrategias nuevas de alto impacto en redes sociales que no están usando. Pero prefieren pagar estudiantes o seudo profesionales digitales, que se dicen especialistas en Marketing Digital o Comunity Managers, en lugar de realmente evaluar la estrategia obsoleta que están aplicando. Renovarse o Morir, y en este caso, será Morir en el Intento.

Los efectos electorales de Andrés Manuel en el sur

Javier Chávez Ataxca

El Presidente Andrés Manuel López Obrador está en Chetumal –dicen que comió este domingo en la marisquería Padilla– y sus efectos se manifestarán en todo el sur, al calor de las campañas para diputaciones federales y presidencias municipales. La Mañanera la ofrecerá a primera hora en la 34 Zona Militar de nuestra capital y más tarde se desplazará a Felipe Carrillo Puerto para pedir perdón a los mayas por la “Guerra de Castas”.

El ingrediente político es inevitable y AMLO puede hacer magia para levantar a sus candidatos, aunque le importan quienes compiten por las cuatro diputaciones federales porque peligra su mayoría en la Cámara de Diputados. Pero en la capital quiere aprovecharlo Luis Gamero Barranco, candidato de Morena a la alcaldía que resiente una presión interna que va en aumento por su choque frontal con Yensunni Martínez Hernández –candidata a Síndico del equipo de Mara Lezama– y la incómoda campaña del profesor Laurentino Estrella Chan, quien pide que escriban su nombre en la boleta y debilita a Gamero al sembrar confusión en el enjambre de Morena.

El Presidente puede fortalecer a la desprestigiada cancunense Anahí González Hernández, candidata en tierra extraña a la diputación por el segundo distrito y que se ha colgado de todos los presuntos logros de Andrés Manuel.

También el Presidente “sin querer, queriendo” puede impulsar a María Candelaria Hernández, candidata de Morena a la alcaldía de Felipe Carrillo Puerto que está al tú por tú con la priista Paoly Perera, apoyada por PAN, PRD y Confianza por Quintana Roo. Hasta “El Rebelde” Érik Borges Yam dejará por la paz su rebeldía para inclinarse ante el santo patrono Andrés Manuel y pedirle una ayudadita en su lucha contra Sofía Alcocer Alcocer, la candidata de la coalición de enfrente y esposa del exalcalde y diputado local Pedro Pérez Díaz.

Artículos Relacionados

ENTRE COLUMNISTAS: Escribiendo entrelíneas…

adminzone

ENTRE COLUMNISTAS: Escribiendo entrelíneas…

adminzone

FUERZA POR MÉXICO IMPUGNA EL REGISTRO DE YENSUNNI PARA LA CANDIDATURA EN OTHÓN P. BLANCO

adminzone

Deja un comentario